Make your own free website on Tripod.com

Las mejores recetas con CHOCOLATE

Home | Ramon Morato | Bernachon | Mas recetas
LA PASTA DE CROISSANT

croissant.jpg

Para unos 24 croissants:

500 g de harina refinada

250 g de mantequilla de calidad,

a temperatura ambiente

12 g de sal

20 g de azúcar en polvo

1/3 de litro de leche tibia (30°)

12 g de levadura

1 huevo para dar color dorado

 

Preparar la víspera de la cocción:

Preparar el «empapado»: mezclar la harina, la sal, el

azúcar y la leche. Añadir la levadura diluida en una

cucharada sopera de agua tibia, luego amasarlo hasa

conseguir una pasta ligera.

Tapar con un paño y dejar fermentar, a temperatura

ambiente, durante 1 hora y media.

Mientras tanto, se recomienda «romper» una o dos

veces la pasta, aplastándola con las manos y luego

doblando los bordes hacia el centro, pues se trata  de

favorecer una fermentación homogénea.

Acabado el tiempo de reposo, aplastar ligeramente

pasta con el rodillo. Poner la mantequilla en el centro

Extenderla de forma que cubra más o menos la mitad

de la pasta, a continuación cubrir esta superficie de

mantequilla doblando los bordes no untados hacia el

centro.

Tapar y dejar reposar en el frigorífico durante 30 minutos.

Procédase después del mismo modo que con la pasta

de hojaldre en lo que respecta a las dos primeras vueltas

que hay que dar para doblarla. Para ello, seguir los

consejos explicados en dicha receta.

Tapar y dejar en reposo, durante 2 horas, en el frigorífico.

Volver a dar dos vueltas a la pasta.

Tapar de nuevo y dejar en reposo en el frigorífico

toda la noche.

Dar una última vuelta antes de cortar la pasta a trozos.

Para ello, rebajar la pasta con el rodillo de modo que

forme un rectángulo de 90 cm X 30 cm y unos 3 mm

de espesor.

Dividir este rectángulo en dos partes a lo largo (tendremos

así 2 rectángulos de 90 cm x 15 cm y 3 mm

de espesor).

Cortar cada franja de pasta rectangular en 12 triángulos

de dimensiones iguales (6 cuadrados de 15

cm X 15 cm divididos luego en dos por la diagonal).

Enrollar cada triángulo sobre sí mismo, empezando

por la base, hacia el vértice opuesto.

Dejarlos aumentar de volumen, durante 1 hora, a temperatura

ambiente.

Dorar cada croissant con un pincel empapado de huevo

batido.

Depositar los croissants sobre la bandeja del horno

previamente untada con mantequilla (procédase en

dos veces si es necesario).

Dejar en el horno calentado previamente a 250º durante

5 minutos; luego continuar la cocción durante

10 minutos, en el horno, a una temperatura que se

habrá bajado hasta 200º.

 

Se recomienda vigilar atentamente el final de la cocciónde los croissants,pues es fácil que no queden todos hechos al mismo tiempo,

Al igual que  la pasta de hojaldre, la pasta de croissantno es sencilla de hacer,pero el placer de degustar estos maravillosos croissants"caseros»¡bien merece un pequeño esfuerzo

ver aqui tecnica paso a paso