Make your own free website on Tripod.com

Las mejores recetas con CHOCOLATE

Home | Ramon Morato | Bernachon | Mas recetas
Cascaritas de mandarina bañadas en chocolate

Cascaritas de mandarina bañadas en chocolate

image3166.jpg

DURABILIDAD 8 meses en un lugar fresco y oscuro.

UNA VEZ ABIERTA... Distribuirla en frascos pequeños para que quede la menor cantidad de aire posible, ya que éste deteriora
el producto. Mantenerla bien cerrada para que no sufra alteraciones.

INGREDIENTES

2 cucharadas soperas
de sal gruesa
Cascaras de 5 mandarinas de pieles gruesas
1 y 1/2 Litro de agua para remojar las cascaras
750 cm3 de agua para cocinar
500 g de azúcar
200 g de baño de cobertura de chocolate semiamargo

Lavar muy bien las cascaras cepillándolas. Secarlas con papel de cocina.

ALMACENADO: Guardar las cascaritas en envases herméticos limpios, previamente pulverizados con alcohol. Conservarlas en un lugar fresco, seco y oscuro, o en la parte menos fría de la heladera.

image3168.jpg

Disolver la sal en el agua tibia. Tapar y dejar enfriar. Luego, introducir las cascaras de mandarina, cubrirlas con papel film y dejarlas en remojo (sin agregar más sal) hasta el día siguiente cambiando el agua 2 veces.

Sacarlas del agua, enjuagarlas bien y escurrirlas. Retirar una parte de sus hollejos (no deben quedar muy delgadas) con un cuchillo.

Cortarlas en tiras de 7 cm de largo x 0,5 cm de ancho; colocarlas en una cacerola con agua y llevarlas al fuego hasta que rompa el hervor. Escurrirlas desechando el agua.

image3169.jpg

Volver a volcar agua en la cacerola e incorporar las ciscaras; llevarlas al fuego y. cuando rompan el hervor, retirarlas y escurrirlas desechando el agua. Reservarlas tapadas. Las cascaritas se blanquean varias veces para quitarles el sabor amargo y a la vez tiernizarlas, ya que si se pusieran directamente en el almíbar, éste no penetraría y quedarían duras.

Colocar 200 g de azúcar en la cacerola y cubrirla con agua; llevar la mezcla al fuego y, cuando rompa el hervor, incorporar las cascaritas. Recuperar el hervor y apagar el fuego. Dejar reposar las ciscaras hasta el día siguiente dentro de la olla tapada.

Al día siguiente, retirar las cascaritas de la olla y agregar 150 g de azúcar al almíbar preparado en el paso anterior; llevarlo al fuego y, cuando rompa el hervor, incorporar las cascaritas. Recuperar el hervor y apagar el fuego. Dejar reposar la preparación hasta el día siguiente.

image3170.jpg

Pasado el tiempo de reposo, retirar las cascaritas del almíbar y verter el resto de azúcar dentro de la olla. Llevar el almíbar al fuego y, cuando rompa el hervor, incorporar las cascaritas, bajar el fuego y cocinarlas lentamente hasta que estén tiernas y transparentes. Retirarlas de la cacerola y escurrirlas.

Ubicarlas sobre una rejilla con una placa debajo y dejarlas orear, o secarlas en horno suave hasta que estén tiernas.

Fundir el chocolate a baño Haría y sumergir las cascaritas (enteras o solo la mitad); retirarlas y dejarlas secar sobre un papel manteca o una lámina antiadherente.